Innovación en gestión de la salud

Alternativas para un sector en crisis

Nuevamente el cuidado de la salud está transcurriendo por un momento de agudización de sus crónicas dificultades para lograr con eficiencia la integración, continuidad y accesibilidad a los servicios por parte de los beneficiarios atendidos. Ahora se suma una nueva legislación, que independientemente de su valoración, va a producir como efecto una transferencia de pacientes con alta carga de enfermedad hacia los sistemas más eficientes, costo que será llevado inevitablemente a los beneficiarios.

Mientras se está dando las confrontaciones en el gestión de lo cotidiano, son pocas las instancias donde se permite pensar algo distinto del ‘Business as usual‘ en salud. El desafío de experimentar en sistemas y generar proyectos acotados, como planes piloto, que sirvan de laboratorios para innovación y aprendizaje y que permitan evaluar modelos alternativos de organización, sus efectos en el corto mediano y largo plazo, es casi inexistente en nuestro medio.

A nivel global y local surgen experiencias que permitirían aprovechar esta crisis para innovar en el sector y dar un salto cualitativo en la forma en que se organiza el cuidado de la salud. Nuevos desarrollos en modelos de organización, con resultados probados, como las Organizaciones responsables (ACO) o la Casa Medica Centrada en el Paciente (CMCP), incentivan y miden desempeños, posibilitando una salud más segura, optimizando la accesibilidad de la persona, con continuidad y coordinación eficiente entre los profesionales intervinientes en el cuidado.

Actuando como facilitadores para este cambio, existen desarrollos en tecnología de comunicación e información que permiten gestionar y acompañar de manera eficiente los cuidados de una población:

  • La historia clínica electrónica web permite el registro y acceso a la información clínica del paciente de manera segura desde los distintos ámbitos y por los diversos profesionales que atienden a un paciente.
  • Los portales generan un canal de comunicación entre la población asistida y los integrantes del equipo profesional permitiendo la solicitud de turnos, renovación de recetas, acceso a material de autoayuda.
  • Los CRM como gestionadores de la comunicación del equipo asistencial entre si y con los pacientes permiten su monitoreo generando en forma planificada campañas, acciones de comunicación y seguimiento de subpoblaciones tanto para el cuidado de enfermedades crónicas como para implementar acciones de prevención primaria. Estas programas han tornado sumamente accesibles por una serie de factores entre los cuales podemos citar:
  • Aplicaciones de código abierto que permiten sin tener que pagar licencias beneficiarse del trabajo conjunto de una comunidad de desarrolladores.
  • La provisión como servicio (SaaS) en el cual no se incurre en el gasto de la compra del aplicativo sino que se lo utiliza como un servicio pagando una mensualidad
  • El Cloud Computing en el cual no es necesario incurrir en la inversión para una estructura de hardware propia ni su soporte, pudiendo acompañar la misma el crecimiento del proyecto. Asimismo han surgido metodologías para desarrollar nuevos proyectos utilizando en concepto de modelos de negocio, aplicando arquetipos que permiten generar una diversidad de prototipos, testeándolos rápidamente minimizando los riesgos de la innovación.
Resumiendo: La crisis crónica del sector salud presenta de por si oportunidades de nuevos emprendimientos. Si a esto le sumamos la aparición de nuevos modelos organizativos eficientes, nuevas herramientas y modalidades de provisión de TI y metodologías para desarrollar modelos de negocios, el tiempo parecería estar propicio para proyectos innovadores en el sector.

Edgardo N. Vázquez Profesor ESADE Business School